Hay decenas de miles de alojamientos donde hacer una parada en el camino, pero algunas populares tienen su porqué.

La paz y el descanso de este lugar lo hace realmente mágico.