El planificar, planear y finalmente realizar un viaje de este tipo te hace aflorar el deseo de convertirte en un ser itinerante

 

No hay nada más reconfortante en esta vida, que disfrutar de la vivencia y de la experiencia de conocer lugares y parajes, gentes y culturas, tan diferentes a las que nos acostumbra nuestra rutina cotidiana.