Viajar en pareja es diferente a todo lo demás. No estás solo ni viajas con amigos. Es más que eso.

Estar viajando como una unidad y, como tal, poder compartir todas tus experiencias (incluidas las desventajas del viaje) con otra persona.

Se trata de ver lugares y lugares de interés por primera vez y saber que lo han hecho juntos. Se trata de crear recuerdos que puedan recordar en los próximos años, sabiendo que los compartieron entre sí.