Estimulado por la escritura de mi próximo libro sobre mis años en el Camino, me encuentro vagando por los pasillos de la memoria recordando mi última década de viaje.

Excavo fotos antiguas y entradas de diario. Busco en Facebook personas que conocí hace años. Las historias y los rostros olvidados vuelven a mi mente mientras me pregunto dónde están y qué están haciendo.

Aquellos cuyas vidas se cruzaron brevemente con la mía en la carretera de la vida.

Los cinco mochileros que inspiraron mi viaje original. La chica de ese hostal en Navarrete que me recibió en su grupo de amigos cuando tenía demasiado miedo de saludarme. Los holandeses con los que pasé días compartiendo viaje en el Camino.  La gente que conocí en mi viaje por veredas y caminos a través de las sucesivas jornadas.